TASCA PUNTALLANA

 El Barrio de Los Toscales, en Valle San Lorenzo del sur de Tenerife, no es precisamente famoso por sus tascas y por este motivo entramos a la Tasca Puntallana con la esperanza de encontrar un buen restaurante por la zona.
Nos recibió un acogedor salón principal, con unas mesas bien ordenadas y una decoración de estilo canario, que junto a la suave música de fondo crean un ambiente agradable para una cena tranquila ya sea en pareja o con unos amigos. El local también cuenta con una pequeña terraza.
El camarero, atento en toda la noche, no tardó en atendernos y dejarnos la carta junto con las sugerencias fuera de carta que no eran pocas (quizás demasiadas). Por lo que vimos, nunca dejaba a los nuevos comensales solos lo cual es siempre una buena señal. Luego, junto con las bebidas, que llegaron al instante, nos sirvieron una exquisita tapa de ensaladilla adornada con un toque de pesto que para estos redactores ha pasado a ingresar directamente el “top ten” de las ensaladillas del sur de Tenerife.
El restaurante tiene una buena carta, surtida de entrantes y con unos pocos principales fijos como los escalopines de solomillo que vienen acompañados con distintas salsas y unas guarniciones superiores (papas al horno con cebolla y verduras salteadas) y los principales de pescado, a base de bacalao.
Pero además de lo que tienen como fijo, la cocina es de mercado, por lo que cuentan con un interesante surtido de platos del día (¡quizás demasiados porque ni siquiera les cabían en la pizarra que tienen al efecto!).
Como nos gusta probar las cosas de fuera de carta pedimos unas croquetas de jamón ibérico de la pizarra de especialidades del día, aunque por un pequeño error nos sirvieron un surtido de croquetas que no estaba nada mal, pero literalmente no era lo que esperábamos.
Investigando en la carta descubrimos un plato interesante y que por su nombre debía representar el alma de la tasca, los Huevos Puntallana, que se anunciaban con papas, almogrote gomero, jamón ibérico y solomillo. Aunque en este plato entiendo que los huevos y las papas deberían ser la estrella, quizás el almogrote robaba un poco el protagonismo, ensombreciendo los demás sabores.
Después de esos entrantes llegamos al principales y decidimos probar los escalopines con dos tipos salsas, de champiñones y de almogrote. La carne estaba en su punto, al ser cortada estilo escalopines estaba perfectamente cocinada y realmente deliciosa.
Respecto a los postres, aunque estos no están en la carta es porque se trata de postres caseros, y la verdad que el surtido es bastante variado, entre los que destacamos el mouse de café descafeinado, tartas caseras, la piña del hierro con miel de palma y el estupendo quesillo canario (que no puede faltar en una tasca canaria que se precie).
En cuanto al precio de los platos, aunque no es barato, es razonable. De cuarenta euros para dos personas no te baja, pero claro, como suele pasar cuando vas a estos sitios, si van cuatro personas siempre pruebas más cosas y sale más económico.
En resumen, si estás por la zona, la Tasca Puntallana merece la pena una parada para probar las sorpresas que tiene la cocina o ir a lo seguro con la carta que no defrauda.
Que lo disfruten.
 
 
Datos del local:
Tasca Puntallana
Situación: Carretera General TF-66, 139. 38626 Arona, Santa Cruz de Tenerife
Telf. 922 720 998 & 626 015 419
www.tascapuntallana.es
Email: info@tascapuntallana.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *