TASCA PUNTALLANA

 El Barrio de Los Toscales, en Valle San Lorenzo del sur de Tenerife, no es precisamente famoso por sus tascas y por este motivo entramos a la Tasca Puntallana con la esperanza de encontrar un buen restaurante por la zona.
Nos recibió un acogedor salón principal, con unas mesas bien ordenadas y una decoración de estilo canario, que junto a la suave música de fondo crean un ambiente agradable para una cena tranquila ya sea en pareja o con unos amigos. El local también cuenta con una pequeña terraza.
El camarero, atento en toda la noche, no tardó en atendernos y dejarnos la carta junto con las sugerencias fuera de carta que no eran pocas (quizás demasiadas). Por lo que vimos, nunca dejaba a los nuevos comensales solos lo cual es siempre una buena señal. Luego, junto con las bebidas, que llegaron al instante, nos sirvieron una exquisita tapa de ensaladilla adornada con un toque de pesto que para estos redactores ha pasado a ingresar directamente el “top ten” de las ensaladillas del sur de Tenerife.
El restaurante tiene una buena carta, surtida de entrantes y con unos pocos principales fijos como los escalopines de solomillo que vienen acompañados con distintas salsas y unas guarniciones superiores (papas al horno con cebolla y verduras salteadas) y los principales de pescado, a base de bacalao.
Pero además de lo que tienen como fijo, la cocina es de mercado, por lo que cuentan con un interesante surtido de platos del día (¡quizás demasiados porque ni siquiera les cabían en la pizarra que tienen al efecto!).
Como nos gusta probar las cosas de fuera de carta pedimos unas croquetas de jamón ibérico de la pizarra de especialidades del día, aunque por un pequeño error nos sirvieron un surtido de croquetas que no estaba nada mal, pero literalmente no era lo que esperábamos.
Investigando en la carta descubrimos un plato interesante y que por su nombre debía representar el alma de la tasca, los Huevos Puntallana, que se anunciaban con papas, almogrote gomero, jamón ibérico y solomillo. Aunque en este plato entiendo que los huevos y las papas deberían ser la estrella, quizás el almogrote robaba un poco el protagonismo, ensombreciendo los demás sabores.
Después de esos entrantes llegamos al principales y decidimos probar los escalopines con dos tipos salsas, de champiñones y de almogrote. La carne estaba en su punto, al ser cortada estilo escalopines estaba perfectamente cocinada y realmente deliciosa.
Respecto a los postres, aunque estos no están en la carta es porque se trata de postres caseros, y la verdad que el surtido es bastante variado, entre los que destacamos el mouse de café descafeinado, tartas caseras, la piña del hierro con miel de palma y el estupendo quesillo canario (que no puede faltar en una tasca canaria que se precie).
En cuanto al precio de los platos, aunque no es barato, es razonable. De cuarenta euros para dos personas no te baja, pero claro, como suele pasar cuando vas a estos sitios, si van cuatro personas siempre pruebas más cosas y sale más económico.
En resumen, si estás por la zona, la Tasca Puntallana merece la pena una parada para probar las sorpresas que tiene la cocina o ir a lo seguro con la carta que no defrauda.
Que lo disfruten.
 
 
Datos del local:
Tasca Puntallana
Situación: Carretera General TF-66, 139. 38626 Arona, Santa Cruz de Tenerife
Telf. 922 720 998 & 626 015 419
www.tascapuntallana.es
Email: info@tascapuntallana.es

GASTROBAR COFFEE CHARLOTTE

En los últimos años hemos podido disfrutar de nuevos locales del centro de Santa Cruz que han apostado por crear espacios más acogedores y ofrecer más cartas modernas, con detalles de calidad que van más allá de la clásica oferta clónica de la mayoría de establecimientos.

Un buen ejemplo de esta nueva tendencia es el Gastrobar Charlotte, un interesante concepto que acaba de abrir sus puertas en la misma Calle Castillo , 38, el corazón comercial de la capital.

Aunque el Gastrobar Charlotte puede parecer a primera vista simplemente una (agradable) cafetería, en realidad esconde mucho más de lo que parece y cuenta con una estupenda oferta de desayunos, menús diarios, bocadillos de calidad, hamburguesas gourmet, una gran variedad de postres y bollería, deliciosos smoothies, todo tipo de cafés y hasta una excelente carta de cócteles  y ginebras premium.

El Gastrobar Charlotte abre ininterrumpidamente de 7 a 21h de Lunes a Viernes e incluso los fines de semana (Sábados 8am a 9pm y Domingos 8:30am 7pm), por lo que es una opción siempre disponible tanto para cualquier comida del día como para hacer un break en la jornada laboral (o en una tarde de compras) para tomar buen café o incluso una copa de fin de semana, en una de las calles más animadas de la isla.

El local ofrece menús desayuno (croissant, tostadas, zumo de naranja y café por 3,25€) y almuerzos por 7,50€ que incluye dos platos, bebida o café, en horarios bastante  flexibles.

Después de probar la carta, podemos recomendar los smoothies, en especial el détox verde “Los Roques”, a base de plátano, piña, mango, brócoli y espinacas que se sirve en jarra y que siempre deja con ganas de más.

Además, la carta de bocadillos tiene estupendas  propuestas, como el pan de amapola con brotes de rúcula, jamón de pavo, crema de queso, pepinillos y oliva o el pan de focaccia provenzal con rúcula, queso brie, nueces y miel de palma. Eso sin olvidar bollería, tartas (prueben la de manzana), crépes o incluso pizza en porciones.

Durante nuestra visita estaban preparando el lanzamiento de bocadillos de cerdo al estilo Pulled Pork, que sinceramente nos quedamos con ganas de probar.

El café es excelente y disponen de todo tipo de variedad (baileys, cubano, irlandés, etc.), entre las que destacamos dos curiosidades que merece la pena probar: los capuccino con sabor (esencia avellana, chocolate blanco, almendras, etc.) por 2,25€ y el curioso café tricolor.

Si hablamos de la comida, el menú es sabroso y cumplidor (entre otros: ensaladas , choricitos a la sidra, paellas, tortilla, garbanzas a la marinera, estofado de ternera, pastas, lasaña, entre otros etc. ) y tiene un precio ajustado.

Pero donde la carta se lleva la palma es en las hamburguesas gourmet, especialmente la Hamburguesa Charlotte: 180gr de jugosa carne 100% de ternera y bacon crispy, acompañadas por las (adictivas) papas en rústica. Deliciosas. Si vienen atraídos por las hamburguesas, recuerden preguntar por las disponibles fuera de carta.

El aforo aproximado del local es de unas 34 personas, entre mesas y barra y permite reservas para eventos o celebraciones, pudiendo reservarse la zona interior, disponible para aproximadamente 15 comensales.

Las instalaciones son elegantes, cómodas y modernas. El local ofrece la prensa del día y servicio gratis de wifi (que va como un tiro, por si alguien se quiere acercar a trabajar con su portátil), el trato es excelente y el servicio muy rápido. Cuentan con servicio de entrega para los comercios de la zona (pregunten allí la disponibilidad exacta). Los que quieran repetir recuerden sellar su tarjeta de fidelización, ya que después de 5 menús, el 6º es gratis.

En definitiva, un sitio acogedor en plena Calle Castillo, en el que apetece entrar y quedarse. Seguro que se convertirá en un referente de la zona.

Que lo disfruten

Datos del local:

Charlotte Coffee Gastrobar

Situación: Calle Castillo No 38. Santa Cruz de Tenerife, 38008.

 

Horario:

Lunes  a Viernes: 7:00am a 9:00pm

Sábados: 8:00am a 9:00 pm

Domingos: 8:30am a 7:00pm

 

Telf. 822100784

Instagram y Facebook @gastrocharlotte

www.charlottegastrobar.com

Emails: info@charlottegastrobar.com
“Servicio:4” / “Entorno:4” / “Calidad/Precio:3,5” / “Comida:3,5”

HISTORIAS PARA NO DORMIR

Una de las mayores sorpresas que ofrece la oferta gastronómica de Anaga es sin duda el restaurante “Historias para no dormir” en el caserío de Taborno. Donde uno esperaría encontrar un guachinche o un clásico bar de pueblo sin demasiadas pretensiones, se esconde en realidad un magnífico restaurante francés con 9 años de recorrido, que cuida el detalle y que puede presumir de tener una de las cartas más interesantes de la isla.

El “Historias para no dormir”, casi más conocido como “el francés de Taborno” ofrece por 16,80€ un menú que se compone de una ensalada del chef (que cambia cada semana) y un segundo plato a elegir entre la siempre inspirada variedad de platos, que incluye exquisiteces poco frecuentes por estos lares, como ciervo, jabalí o faisán. El pan, agua y postre también están incluidos, estando
excluidas otras bebidas, café o vino.

Entre nuestros favoritos de la sorprendente carta podemos destacar, aparte de las deliciosas ensaladas, el jabalí con salsa cazadora, el quiche de salmón, el chuletón de cerdo a la Normadè, el fantástico thai de pollo o la paletilla de cordero en costra de hierbas, por citar solo algunos. Todo se sirve con maravillosas guarniciones, que son un placer de sabores y texturas.

Lo fantástico de este restaurante es que cada visita se convierte en una nueva experiencia y, en realidad, faltan vidas para probar todos esos “segundos”.Como nota diremos que aunque estos redactores (aun) no han podido catarlo, han oído maravillas sobre el gulash de ciervo.

Pese a la sofisticación de la oferta, no se preocupen que nadie se quedará con hambre. Nada de platos minimalistas: las raciones son generosas y si aun tenemos hueco la carta de contundentes postres caseros terminará por saciarnos.

Algunas recomendaciones para ir: debido a la alta demanda es imprescindible reservar con antelación (teléfonos debajo) incluso si es posible con varios días. Al hacer la reserva deben tener en cuenta que se les ofrecerá mesa en alguno de los dos turnos disponibles (alrededor de 13:15 y 15:15h). Aunque el segundo turno es el favorito de aquellos que quieren poner el broche final a una caminata por la zona, como a veces no hay muchas raciones disponibles por cada opción de la carta (suponemos que en ningún sitio de Canarias sobra el canguro), tengan en cuenta que en el segundo turno hay más posibilidades de que alguno de los platos (o postres) más atractivos se haya terminado. Si tienen algún antojo, recuerden llamar antes para que les reserven alguno (o atrévanse con alguno nuevo).
La carta incluye todo tipo de refrescos y una pequeña selección de vinos franceses (entre 15 – 18€ la botella).

Y ojo, aunque el menú incluye una (minoritaria) oferta vegetariana o sin gluten, es muy recomendable comentarlo al hacer la reserva, al igual que cualquier posible alergia, ya que siempre nos darán la opción de prepararnos algo a medida. Si no y debido a la gran demanda podemos encontrarnos con algún problema si se han terminado las opciones sin carne (en nuestro caso pasó con uno de los comensales y fueron tan amables de improvisarle un segundo plato vegetariano a medida, lo que es un buen ejemplo del interés por la experiencia del cliente).

El servicio del restaurante es atento (y célebremente estricto con las reservas: sean puntuales) y ayuda al cliente más indeciso con la famosa elección del segundo.

El “Historias para no dormir” se puede reservar para eventos tipo cumpleaños, aunque el máximo espacio que se puede obtener es para una mesa (interior) de unas 14 personas. No cierra en todo el año, pero solo está abierto de jueves a domingo y tengan en cuenta que no permite pagos con tarjeta de crédito.

Por último, hay que decir que aunque el local en sí está siempre impoluto y se han hecho esfuerzos por darle un toque acogedor, no puede deja de ser el interior de un antiguo bar de pueblo, por lo que no esperen quedar deslumbrados por las instalaciones (sinceramente, aquí se viene por la comida).

No obstante, su espectacular ubicación en medio del macizo de Anaga le convierte en un sitio ideal para culminar una visita a unas de las zonas más bonitas de Tenerife, con muchísimas opciones para caminatas y paseos por Anaga (y a unos 5 minutos a pie tienen el mirador sobre el Roque de Taborno).

En definitiva, un local imprescindible.
Que lo disfruten.

Datos del local:
Situación: Carretera Las Mercedes, s/n. Macizo de Anaga. Taborno.
Horario: De Jueves a Domingo de 13:00 a 15:45h
Facebook: https://www.facebook.com/francedetaborno
Teléfono: 922 690 227 / Móvil: 610 466 989 – 677 230 737
“Servicio:4” / “Entorno:2” / “Calidad/Precio:5” / “Comida:5”

Cantina El Chapulín

En el Callejón del Combate, uno de los rincones más acogedores de Santa Cruz, se esconde un colorido restaurante mexicano llamado El Chapulín.

El local, abierto en Febrero del 2014, se ha convertido en una de las mejores opciones para los amantes de la comida mexicana en la capital. Su cocina apuesta por los ingredientes frescos y cuenta con una carta interesante y variada, ideal para amantes del picante y la carne, pero también con buenas opciones para vegetarianos y para aquellos que no toleran bien el chile y el tabasco.

El Chapulin

El Chapulín es un establecimiento pequeño y acogedor, muy bien decorado, perfecto para cenas especiales. En su menú encontraremos todo lo que una carta de mexicano debe ofrecer: nachos, tacos, burritos, quesadillas, japaleños, sopa azteca, chilaquiles, enchiladas, etc., con sugerencias que van desde el preparado más clásico a algunas variaciones interesantes. Además, la carta tiene muchas opciones de platos degustación que permiten probar un poco de todo (como las de botanas y quesadillas), una buena idea para grupos o para quienes simplemente no pueden decidirse.

C

Entre las especialidades del restaurante se encuentra su versión de la cochinita pibil, carne de cerdo adobada con cítricos al horno que se sirve sobre sopes de maíz (simplemente deliciosa) el taco chilango con pollo empanado y pico de gallo (cilantro, tomate y cebolla) con tortillas de trigo, que se sirve en dos piezas y dan ganas de que vengan varias más. O los burritos norteños, de cochinita pibil con tinga de res (parecida a la carne mechada canaria).

C

Entre las salsas, nos gustó el detalle de que nada más darte asiento, te sirvan nachos con chipotle, salsa de tomatillo verde y ranchera (servicio de salsas y totopos, por 1,5€ que merece absolutamente la pena). Aunque ninguna nos pareció especialmente picante, los comensales que gusten de emociones fuertes, tienen versiones más picantes a disposición de su paladar. La carta también incluye sopa, ensaladas, burritos vegeterianos y, en ocasiones especiales como el famoso Día de los Muertos mexicano, la especialidad tradicional de los tamales.

C

En cuanto a las bebidas El Chapulín ofrece vinos españoles, refrescos y cervezas mexicanas como la Pacífico o Negra Modelo, además de unos estupendos margaritas (el “mezclado” para copas individuales y con una variedad de sabores en jarras de un litro), así como tequilas y mezcales, entre ellos el sensacional Don Julio, el 1800 o el mezcal Gusano Rojo (con el correspondiente en el fondo de la botella), bien servidos con sangrita.

Aunque al llegar a los postres quizás hubiéramos preferido contar con más variedad. Las opciones disponibles solo eran una tarta casera de chocolate con albaricoque y “cajeta“, un crepe con dulce de leche. Un postre simple que, sin decepcionar, tampoco era nada excepcional.

El local cuenta con espacio para unos 45 comensales, incluyendo la terraza, y el salón, que puede convertirse en un reservado para unas 20, personas ideal para cumpleaños y otros eventos. El Chapulín suele estar muy concurrido en fines de semana, por lo que si están interesados, especialmente en el reservado, es recomendable reservarlo co antelación.

El establecimiento, que cuenta con un restaurante “hermano” en la Avenida Marítima de Candelaria (con la misma carta y precios), cuenta con página web, facebook e instagram, donde se puede acceder a todo el menú y, por supuesto, hacer reservas.

En definitiva, una carta variada, sabrosos tacos, jarras de margaritas que es un placer compartir y un entorno agradable y colorido en una calle peatonal con mucho ambiente. Sin duda El Chapulín merece una visita.

Que lo disfruten.

 

Datos del local:

Situación: Callejón del Combate, 9. 38004. Santa Cruz de Tenerife
HorarioDe Martes a Sábado: Comida: 13.30-16.30 / Cena: 9.30-23.00. Domingo:  13.30 -17.00

Web, facebook e instagram
Teléfono822 04 21 66 

Email: info@elchapulin.es

“Servicio:4” / “Entorno:4” / “Calidad/Precio:3” / “Comida:3”

Restaurante Dula y Pipa

Nos damos un paseo por el siempre fantástico norte tinerfeño para hablarles de una nueva propuesta gastronómica con futuro. El restaurante Dula y Pipa, en la Granja Verde, es una fantástica opción donde compartir mesa en familia, en pareja o entre amigos…

Bacalo Encebollado
Comida de calidad, con materia prima e identidad canaria, auténtica y actual. Eso es Dula y Pipa, dirigido por el Chef Juan Carlos Clemente, quien confecciona los menús y diseña los platos.

Cuentan con una carta bastante completa, concreta y llana, en la que los platos son exactamente lo que lees, sencillos pero sorprendentes. Como ejemplo, el timbal de verduras a la parrilla, el cochino negro lacado con miel de palma, o el taco de bacalao encebollado, pura tradición y sabor.

Para terminar, sorpréndete con la especialidad de la casa: Un fantástico borrachito de malvasía con jalea de hinojo y verduritas encurtidas… Cuentan también con menús degustación de temporada o de picoteo para los almuerzos y en su bodega, puedes elegir entre una amplia selección de vinos canarios.

Restaurante Dula y Pipa

A todo esto hay que sumar el atractivo que supone que Dula y Pipa se encuentra en la antigua casa de medianero de una finca visitable  que cuenta con más de 200 tipos de cultivos diferentes y 15 razas de animales de granja de razas puras canarias. Un espacio renovado, íntimo y acogedor con una atención y trato profesional y exquisito, en la que se cuidan todos los detalles.

Borrachito de malvasía con jalea de hinojo y verduritas encurtidas

En principio no es necesario reservar, aunque siempre es recomendable hacerlo. Si además te acercas un domingo en familia, podrán disfrutar del almuerzo mientras los más pequeños juegan por los jardines con los conejos, la cerdita y las ovejas, pasean en pony o hacen alguna actividad relacionada con la naturaleza con el animador de la finca. El lugar cuenta con aparcamiento y el precio medio por persona con entrante, principal y vino, ronda los 25€. Puedes buscarlos en Facebook y mantenerte informado/a de todas sus novedades.

Situación: Trasera del Cmno. del Torreón, 2 El Ramal, La Orotava. (Salida 33 TF5)
HorarioFinca: Lunes a domingo de 10 a 17:00 Dula y Pipa:  Miércoles y jueves: 13:00 a 16:00 Viernes y sábado: de 13:00 a 16:00 y de 18:30 a 23:00 Domingos: de 10:30 a 16:00  Web y facebook
Teléfono: info@lagranjaverde.es / 922 333 509

[usrlist “Servicio:5” “Entorno:4” “Calidad/Precio:4” “Comida:5”]

Desde Comer en Tenerife recopilamos, a modo de guía, una selección de los mejores restaurantes, guachinches, tascas y bares de tapas de la isla de Tenerife. Descubre la mejor comida típica canaria en los rincones de la isla más auténticos.